Miembro de Guiding Architects

Plano-texeira-escuelas-pias Escuelas Pías, Madrid, de José Ignacio Linazasoro, 2004. Plano urbano de Teixeira, 1656, dentro de la valla de la ciudad que se construyó bajo Felipe IV. Esa valla limitó la extensión de Madrid hasta la segunda mitad del siglo XIX. Escuelas Pías, Madrid, de José Ignacio Linazasoro, 2004. Plano urbano de Teixeira, 1656, dentro de la valla de la ciudad que se construyó bajo Felipe IV. Esa valla limitó la extensión de Madrid hasta la segunda mitad del siglo XIX.

CENTRO HISTÓRICO

EL CASCO HISTÓRICO Y ALGUNAS NUEVAS INTERVENCIONES

Madrid crece, después de su fundación como Capital en el año 1562, de oeste hacía este, entre el Alcázar y el por desgracia desaparecido Palacio de Verano, que se situaba entre el “Salón del Prado” y el Parque del Retiro.

Fundada en el siglo XVI, Madrid, carece de un centro medieval, tal y como lo conocemos de otras ciudades europeas, y por lo tanto de iglesias o catedrales románicas y góticas.

Sin embargo en el Madrid del siglo XVII, es decir en la capital del imperio colonial español, tampoco se construyen, a pesar de su poder y riqueza, ni edificios importantes, ni palacios renacentistas, ni espacios públicos ni trazados de calles monumentales.

Madrid tiene un crecimiento lento y no es hasta la segunda mitad del siglo XIX, después de que la ciudad se densificara constantemente que se empieza a expandir más allá de la cerca de Felipe IV construida al principio del siglo XVII.

El paseo por el centro histórico nos lleva del Palacio Real por la Calle Mayor, Plaza de la Villa y Plaza Mayor a la Puerta del Sol y la Plaza Santa Ana. A continuación, paseando por el Barrio de las Letras y Lavapiés se visitan tres edificios nuevos que han sido construidos dentro del casco histórico.